El alto número de infecciones por MERS-CoV en Arabia Saudita preocupa a las autoridades

mers-riyadh

Arabia Saudita es el país de Medio Oriente que más casos registra del MERS-CoV, con 345 y 105 muertes. La epidemia surgió en ese país en el 2012, cuando un estudiante fue admitido en un hospital con fiebre y dificultad para respirar. El 25 de abril de ese año falleció, y para ese entonces varias enfermeras y médicos habían desarrollado síntomas similares. Uno de ellos también murió. Entonces, la misteriosa enfermedad desapareció nuevamente.

La enfermedad reapareció en 2013 y causó alarma por la aparente tasa de mortalidad, sin embargo, fue en marzo de 2014 cuando se reportaron 200 nuevos casos en sólo un mes. ¿A qué se debe el abrupto incremento de casos? ¿Ha desarrollado el virus la capacidad para transmitirse eficientemente de persona a persona?

El incremento de casos en marzo trajo consigo una preocupación seria. Es probable que el MERS haya sufrido mutaciones en su genoma que lo hagan más propicio para esparcirse de persona a persona, algo similar a lo que ocurrió con su primo lejano el SARS, que causó una epidemia grave en 2002 y 2003.

Pero Ziad Memish, el anterior ministro de salud en Arabia Saudita, dice en entrevista para Science el 2 de mayo, que la principal causa del súbito aumento es el alto número de pruebas que se están realizando para detectar el virus, lo cual está directamente relacionado con la atención mediática que ha provocado el MERS.

Hasta hace poco, sólo los pacientes que presentaban un cuadro de neumonía y dificultad para respirar eran sometidos a la prueba para detectar el virus. “Pero gracias al sensacionalismo mediático, la gente acude a los hospitales con fiebre moderada o tos, y exige que le apliquen la prueba para detectar el MERS”, dice Memish. Los médicos hacen las pruebas, y gracias a ello se han logrado detectar casos con síntomas moderados que no requieren hospitalización.

Sin embargo, Denis Coulombier, jefe de Vigilancia y Respuesta del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), tiene otra opinión. “La proporción de casos sintomáticos y asintomáticos es congruente con lo que hemos visto previamente, por lo que el aumento en las pruebas no explica convincentemente el incremento que vimos en marzo y abril”.

Hace un mes se finalizó la secuencia de tres genomas virales de MERS, y a decir de Bart Haagmans, del Centro Médico Erasmus en Rotterdam, Holanda, es muy difícil saber a partir de la secuencia si un virus ha desarrollado cambios que le permitan esparcirse mejor. Incluso con la influenza, uno de los patógenos más estudiados en el mundo, los científicos tienen problemas para decidir qué mutaciones buscar.

Finalmente, científicos del Centro Médico Erasmus planean hacer el estudio más grande hasta ahora para finalmente esclarecer cómo se esparce el MERS. La idea es visitar 500 granjas y tomar muestras de camellos y otros animales domésticos, así como humanos. Posteriormente, las muestras se analizarán para buscar el virus así como anticuerpos contra el MERS. De esta manera, se tendrá un escenario detallado sobre la dispersión del virus y se podrán implementar medidas que frenen o amortigüen el avance del MERS.


Comments are closed.